No es culpa de ellos…

x26_feb4274796d93ff716e9650163a77fb8_s-jpg-pagespeed-ic-ic4qnqjj8u

Dentro de poco seré padre por primera vez, y aún así me atrevo a escribir estas líneas las que no sé si acabaré comiéndome una a una con “papas”. Pero es cierto que cada vez más, supongo que por la edad, oigo a padres quejarse de sus hijos, definirlos como los carceleros de su libertad y como si estos fuesen una condena perpetua.

Me dicen que una vez que tienes hijos se termina tu vida y comienzas a ser el servidor de tus hijos, todo gira en torno a ellos, no tienes vida privada, ni ocio, ni tiempo y dejas de ser puntual.

Me cuentan también que cualquier excusa es buena para librarte un rato de ellos, incluso ¡Ir al supermercado!, que son malvados por naturaleza, que te pueden salir buenos o malos como si de un huevo kínder se tratase el asunto y los utilizan de excusa para todo. Al principio pensé que decían todo esto en tono de humor, pero poco a poco fui descubriendo que hablan muy en serio…

A tres semanas del nacimiento de mi primera hija me comprometo a no ser así, o al menos a no hablar así de mi hija y los que puedan venir, creo que vivimos en un mundo suficientemente libre como para que nadie se vea obligado a tener hijos y que estos vienen del deseo de sus padres, al menos este es mi caso.

Entiendo que tener un hijo supone un gran cambio, que hay que dedicarle mucho tiempo a su educación y crianza y que efectivamente te cambia la vida…pero a mejor. Me gustaría no tener que decir “me tengo que ir que hoy me toca quedarme con la niña” y en cambio decir “me tengo que ir porque no aguanto un segundo más sin verla”, creo que con una buena organización y la ayuda de la pareja y la familia se puede tener tiempo para todo sin caer en el estrés y el agobio de muchos padres aparentan tener. Y por supuesto con amor y con una educación responsable mi hija será una buena persona que es lo importante.

Fernández Saavedra

Hombre de negocios 3.0, Analista Programador y corredor de fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>