Mi primera paella mixta

20160714_193812264_ios-1.jpg

Recordando el famoso poema del viaje a Itaca que nos viene a decir que lo importante no es llegar sino todo aquello que encontramos en el camino, me motivé a realizar mi primera paella. Y es que resulta que el “camino” hasta la paella se puede convertir en una fiesta, siempre lo he recordado rodeado de amigos o familiares, en un jardín, campo o piscina con un clima agradable y por supuesto cada cual con su cerveza, vino o similar. 

Sinceramente pienso que se trata de un elemento fundamental para obtener un buen resultado que tanto el cocinero como el ayudante tomen vino o cerveza durante la elaboración de la receta, en mi caso, me gusta tomar vino de Jerez.

Esta receta como mandan los cánones deberá ser realizada en una paella (así se llama realmente lo que conocemos vulgarmente como “paellera”), en mi caso utilizaré la clásica de metal comprada en Carrefour de 38 cm diseñada para unos ocho comensales. Y para el fuego utilizaré mi barbacoa de gas Tucson con la ventaja añadida de poder tapar la paella para que seque haciendo el efecto de un horno.

Los ingredientes para esta paella mixta son:

- Aceite

- 2 dientes de ajo, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo y 1 tomate

- 500 gramos de muslos de pollo deshuesado

- 500 gramos de anillas de pota, 500 gramos de gamba arrocera

- 500 gramos de arroz, 1 litro de fumet de marisco

- 1 kilo de mejillones

- 150 gr de guisantes

Lo primero que tenemos que hacer es cocer los mejillones, poniéndo un poco de agua con sal en una olla y cuando hierva metemos los mejillones unos minutos hasta que se abran. una vez apartados del fuego reservamos nueve o diez de los más bonitos para decorar la paella y el resto los sacamos de su cáscara.

Colocaremos entonces la paellera sobre la parrilla de la barbacoa y con un fuego alto vertemos una base de aceite que extenderemos por toda la paella y a continuación los ajos y los pimientos troceados.

Cuando las verduras lleven unos minutos en el fuego las colocamos a un lado de la paella y en el otro ponemos el pollo para sellarlo apartándolo cuando cambien de color.


A continuación será el turno del tomate troceado y las aniñas de pota que mantendremos en el fuego hasta que se evapore todo el líquido.

Entonces será el momento de poner el arroz, que lo saltearemos unos minutos para que los granos queden sueltos posteriormente.

Con cuidado vertemos el litro de fumet, este se puede elaborar con las cáscaras de las gambas, pero en mi caso utilizo un fumet ya elaborado especial para paellas de Gallina Blanca, el cual recomiendo. Con el fumet añadimos también el pollo anteriormente reservado y un poco de colorante alimenticio o azafrán para darle color.

Cuando hallan pasados 10 minutos desde que incorporamos el fumet, añadimos las gambas, los mejillones y los guisantes y cocinamos durante unos 10 – 15 minutos hasta que veamos qué la paella queda seca y el arroz está tierno, yo tapo la barbacoa para conseguir un mejor secado del arroz.

Por último, cuando lo apartemos del fuego le colocamos los mejillones reservados formando un círculo y unos pimientos del piquillo y estará lista para servir.

20160714_193812264_ios-1.jpg

Fernández Saavedra

Hombre de negocios 3.0, Analista Programador y corredor de fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>